EXCURSIÓN A ARAS DE LOS OLMOS

EXCURSIÓN A ARAS DE LOS OLMOS

      ARAS DE LOS OLMOS: UN PUEBLO CON ENCANTO SOSTENIBLE

 

Aras de los Olmos es un encantador pueblo de la Serranía  Valenciana en la comarca del Alto Turia que ha sabido conservar lo mejor de los ambientes rurales remozándose sin arrasar el entorno y actualizándose sin dejar a un lado su esencia rústica, además valora su patrimonio cultural y lo protege. Las raíces valencianas de sabor mediterráneo se conjugan con la influencia aragonesa e incluso con alguna pincelada castellana. “Sumar y no restar” es uno de nuestros lemas porque nos parece más hermoso y enriquecedor añadir en vez de sustituir.

Las calles del pueblo están llenas de plantas y flores, la mayoría de las casas están bien cuidadas y se nota que muchas de ellas se han restaurado con sentido común, con auténtico sabor “a pueblo” (en el más noble significado de la expresión), sin artificiosidades absurdas y fuera de lugar. En la plaza principal (haciendo honor a su nombre) luce un olmo sano y joven que sustituye al “anciano” que murió en 2006, a cuya sombra se hacen más llevaderas las horas de calor.  Durante buena parte de este mes de Julio que estamos acabando han lucido por distintos rincones del pueblo doce jardines efímeros hechos sobre balas de paja, troncos, piñas, piedras, esparto… Entre las flores más utilizadas hemos visto petunias, begonias, caléndulas, lavanda, también plantas de romero.

En la visita por el pueblo nos ha acompañado Alicia, una joven serrana que hace de guía turística cuando sus estudios de Turismo en la capital le dejan tiempo libre, lo hace muy bien, con soltura y se le nota su amor a la tierra en la que ha nacido. Pudimos visitar el Ecomuseo a la vera de la Torre del Cortijo del siglo X de la época hispano-árabe, la Sala de la Almazara de la Cera nos acerca al casi mágico mundo de las abejas y la apicultura, que junto con los almendros y la ganadería ovina fueron los tres medios de subsistencia durante siglos en  Aras de los Olmos.

A las afueras del pueblo se encuentra el Jardín Etnobotánico, que es un pequeño Jardín Botánico de plantas aromáticas: romero, lavanda, varios tipos de manzanilla, menta, salvia, ajedrea… y muchísimas más. Está en lo que fue el Cementerio Municipal, con el asesoramiento Del Jardín Botánico De Valencia se convirtió un espacio abandonado desde 1955 en un hermoso y “aromático” proyecto verde de restauración ambiental. La tarde-noche en el Jardín escuchando las explicaciones entusiastas de Virginia y Toni, que voluntariamente trabajan con inmenso cariño en el cuidado de las plantas, fue de lo más placentera. En el año 2016 ganó el Premio a la mejor Iniciativa Medioambiental en el III Concurso de Cementerios. El jurado estuvo presidido por nuestro querido Joaquín Araújo.

Otro día seguiremos hablando de este pueblo serrano porque su entorno y sus iniciativas verdes dan para muchas visitas y para muchas páginas.

2 Comments
  • Laura
    Posted at 21:39h, 27 agosto Responder

    Yo nací en este precioso pueblo y me encanta que haya quien sepa valorarlo!! Gracias por tu artículo!!

  • Mar Barvo
    Posted at 19:46h, 01 septiembre Responder

    Nos alegra que una persona nacida en este pueblo haya entrado en nuestro blog, haya leído el breve reportaje sobre nuestra visita a Aras de los Olmos y le haya gustado. Gracias a ti, Laura.

Post A Comment