MÁS NATURALEZA, MENOS IDEOLOGÍA

MÁS NATURALEZA, MENOS IDEOLOGÍA

El señor alcalde de nuestra ciudad lleva arrancados más de 1400 árboles sanos en dos años. ¿Por qué esa obsesión con talar, matar, asesinar la vida verde?  Y lo más grave es que ningún grupo ecologista ha dicho esta boca es mía. ¡Tal es el poder destructivo de la ideología! La ideología es capaz de acallar conciencias, silenciar verdades y asegurar que la Mentira es la Verdad (Orwell, clarividente y hombre libre).

Los poetas, los artistas, los escritores, los intelectuales, los maestros, los agricultores, y también los ciudadanos libres y no sectarios deberíamos estar siempre al margen de bandos, sectas, partidos, grupos nazionalistas, lobys y grupos de presión, trascendiendo los enfrentamientos, las “batallitas” por el poder y por el control de eso que llaman la “gente”. Los poetas deberíamos ser siempre “los otros”, los que no se casan con nadie, las “ovejas negras” que no encuentran acomodo en el rebaño.

Si decapitan árboles majestuosamente

ancianos, y a la belleza natural acosan…

Si la palabra “democracia” es la contraseña

absurda y sin sentido que legitima expolios…

Si los conciertos vivos de bosques habitados

se han tornado estridentes chasquidos de motores…

No es pasiva esperanza lo que nos salvará.

No es bajando la cabeza resignadamente 

cómo recuperaremos lugares del mundo.

Llegado es el momento de la metamorfosis:

reventemos cementos y asfaltos de autovía,

no con pólvora, con quehaceres cotidianos,

con viejas semillas que rejuvenecerán

el suelo, recuperando enseñanzas arcanas,

lejos de la nostalgia, muy cerca de la madre

tierra. No hace falta ser héroes, sólo humanos

con alma animosa y fervor por la Libertad.

MAR BRAVO

La BELLEZA de la NATURALEZA sólo la vemos plenamente, la defendemos y la protegemos, si estamos LIBRES DE IDEOLOGÍA.

No Comments

Post A Comment