ADIÓS,2018. HASTA SIEMPRE

ADIÓS,2018. HASTA SIEMPRE

¡Hasta siempre! 2018, porque el Presente no es sólo el hoy, es también las vivencias del pasado y los proyectos del futuro, todo junto constituye el Presente. Lo bueno y lo malo vivido, sentido y pensado durante estos últimos doce meses de vértigo nos constituyen, forman y conforman nuestro ser que se asoma a Enero de 2019 con expectativas, inquietudes y esperanzas.

Adiós al año 2018. Año de la infamia, como el anterior, como el anterior del anterior, como el más allá del anterior del anterior. Año de la fealdad obscenamente omnipresente degradándonos a todos, mientras la belleza amenazada y tiroteada se esconde en las cuevas más secretas.

Año de mentiras y más mentiras, trampas, engaños y falsedades, de estafas, argucias, “democráticas” supercherías, embaucamientos y diversas tropelías. Año de rufianes, facciosos y sediciosos; farrulleras correcciones políticas y sin embargo constantes incorrecciones de educación y estilo. Año negro para los cándidos. Año amarillo de mal fario para los actores que en el escenario mueren y matan, gritan y se desgañitan representando un papel que vienen ensayando durante los últimos cuarenta años, hijos bastardos de los actores anteriores que también ensayaron durante los cuarenta años anteriores, bien calentitos al cobijo del poder, brazo en alto, nietos y biznietos espurios de sus probos antecesores que iniciaron el esperpento hace 200 años.

Año de finales necesarios y de inicios esperanzadores en lo particular, descorazonador en lo general.  ¡Adiós, impotente carcamal! tan ufano y chulesco allá por el mes de Enero “en altura gano yo” gritabas desaforado a todo aquel que estuviera dispuesto a zampar y zampar hasta la papilla más incomestible. 

Año de AMOR (y de odios ancestrales, lejanos pero próximos). Año de AMISTAD (y de difamadores enemigos). Año de CREATIVIDAD (y de pasivas indolencias). Año de REENCUENTROS gozosos (y de separaciones dolorosas). Año de VIDA plena.

Nunca olvidar los sinsabores sufridos, eternamente atesorar los placeres vividos. 

Hasta siempre, 2018. En lo íntimo y personal te guardo creativo, ágil y viajero; de amor y amistad preñado. Gracias por los servicios prestados.

 

No Comments

Post A Comment