LOS PINOS DE ROMA

LOS PINOS DE ROMA

¡Ah, Roma! Llegar hasta ti por tierra, mar o aire, es regresar al origen, volver al punto de partida después de haber buscado por todos los confines de la tierra. ¡Qué inmenso placer reconocerse en tus pinos! Por fin comprendemos que las ruinas son memoria viva que nos construyen y nos acercan al núcleo esencial de nuestras células.

Mientras otros ignorantes se empeñan en destruir, derrocar, echar abajo, arrasando la memoria colectiva con odios, venganzas y absurdas posverdades, Roma sabe conservar, sumar, guardar un pasado que de alguna manera sigue vivo porque nos forma y nos conforma, porque todo se apoya en lo precedente y porque necesitamos reconocer nuestras raíces, alimentarlas y regarlas.

Bajo la flor, el follaje vivo de la savia; sobre la flor, los pinos de Roma alimentados con la cultura milenaria. Bajo nuestros pies viajeros, una tierra memoriosa.

¡Oh, Roma! Eres la consistencia del espíritu europeo

 

No Comments

Post A Comment