MEDITACIONES

MEDITACIONES

Final de las vacaciones. Vuelta al trabajo. Entusiasmo por las nuevas perspectivas y objetivos. Bienvenidos sean los chubascos. Bienvenida una temperatura suave. Bienvenida la creatividad del regreso a lo cotidiano después de haber disfrutado del viaje y de nuevas experiencias siempre cerca de la Madre Tierra.

                             Con mi conciencia medito,

                              y olvido mi densidad,

                              mi cuerpo es reminiscencia,

                              me recuerda que jamás

                              estaré sola y perdida.

 

                              Cuando mi conciencia habla,

                              mi mente escucha en silencio,

                              a solas o en compañía,

                              recojo frutos benditos:

                              la geometría entiendo,

                              la música callada oigo,

                              capto la parda gramática,

                              la poesía comprendo,

                              desde un alto monte veo

                              los desiertos y pirámides,

                              las praderas y los bosques,

                              los mares y los océanos,

                              las dehesas y lagunas,

                              los dólmenes y menhires…

 

                              Mi cuerpo es un soplo tenue

                              en un paisaje ondulado,

                              mis pies se mueven sin vértigo,

                              danzo, y mis extremidades

                              ascienden hasta la copa

                              de mi árbol genealógico. 

 

 

No Comments

Post A Comment